Jeremías 29:11 y 1 de Corintios 13:13

11 Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes — afirma el Señor — , planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza.(Jeremías 29:11 Nueva Versión Internacional (NVI)

El futuro es de bienestar y esperanza y no de calamidad, eso es lo que nos indica Jeremías que fue la palabra de nuestro Dios. No nos olvidemos de esta promesa hacia nosotros.

En estos momentos en que leemos del desempleo, decisiones gubernamentales, que la cuarentena continúa, sobre la lejana posibilidad de una vacuna, sobre lo que la vida puede ser a futuro cuando vivamos con el Covid19, sobre tantas cosas que no tenemos respuesta, Dios nos la brinda en Jeremías 29:11.

Esta es la forma de mantener la calma ante la adversidad, ante los problemas que podamos encontrar. Como bien nos señala Jeremías, debemos tener la certeza que nuestro futuro es esperanza y bienestar. Esos son los planes de Dios para nosotros aunque todo afuera nos haga pensar que es distinto. No separemos los ojos de Dios. No nos olvidemos que sólo un hombre puede marcar la diferencia y es Jesús.

13 Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor. (1 Corintios 13:13 Nueva Versión Internacional (NVI)

¿Y qué hacemos en la espera? Allí la respuesta la tiene Pablo con la 1 de Corintios 13:13 donde nos dice que permanezcamos en la fe, la esperanza y el amor, pero especialmente en el amor.

Para permanecer en el amor podemos tomar los casos de la Biblia como los e Jesús, Samuel, Abraham, Jacob, David y tantos otros que en sus momentos más difíciles se inclinan al amor de Dios y buscan su sustento y apoyo en Él. También a su vez dan amor al prójimo, corrigen sus actos, enmiendan y caminan hacia adelante.

La fe de la que nos habla Pablo es la esperanza que nos menciona Jeremías. En estos momentos de adversidad no nos alejemos, no dudemos, no suframos sin necesidad sino confiemos, tengamos fe y estemos esperanzados que los planes de Dios son para nosotros planes de bienestar y esperanza. Si en estos momentos te encuentras en la duda sólo pregúntate, ¿cuándo Dios te ha fallado?, ¿cuántas veces no has tenido esperanza y todo ha salido bien?,¿cuántas veces no tuviste amor pero Él si lo tuvo para ti?

Encontrarás en estas respuestas que es Dios perfecto y no falla. Puedes confiar en Él.

Un comentario en “Jeremías 29:11 y 1 de Corintios 13:13

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s