Consejo uno: mira a los ojos

               Por favor mira a los ojos al mundo y no andes con la cabeza caída. Te habrás dado cuenta como toda la naturaleza busca levantar la frente y ver hacia adelante. Mira los pájaros en el aire, no vuelan cabizbajos. Mira las ardillas en los árboles, siempre viendo hacia adelante. Mira los girasoles, volteando a ver el sol.

Mira al mundo a los ojos, sobre todo a las personas. Que, aunque no lo creas, tienes la capacidad de volver invisibles a los que no ves a los ojos. Cuando pasas a alguien de lado, cuando estás hablando con alguien, cuando te sirvan la comida, cuando te acuesten a dormir, cuando tomes pidas algo siempre mira a la persona a los ojos. Verás cómo aparece frente a tu mirada y también que dicen sus ojos para ti.

Y es que los ojos son como un libro abierto que quiere contarte una historia. A veces la historia que te cuentan es alegre, a veces la historia es triste y otras veces la historia esta borrosa y difícil de leer. Así que abre tus ojos y mira para enfrente para descubrir este gran mundo que te espera.

Del próximo libro: 40 consejos para mi hijo e hija

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s